Hoy estoy contenta

He desayunado con mi mamá y después nos hemos puesto a trabajar una al lado de la otra.

Mientras mi madre escribía en su ordenador, yo hacía caligrafía en mis cuadernos.

No os lo había comentado  pero tengo unos cuadernos muy bonitos, en los que escribo mis historias para luego dárselas a mi mamita que me ayuda a ponerlas en el blog.

Es verdad que me puse muy triste cuando me dijeron que no podía ir a la universidad pero eso ya pasó. Ahora me encanta trabajar en casa, con la supervisión de mi madre (que es muy estricta con lo de las faltas de ortografía y me obliga a leer y escribir todos los días un rato, aunque no tenga ganas de contar cosas en el blog)

Nos ponemos  las dos juntitas, al lado del balcón, para que nos dé el solecito a través de los cristales. A veces mi madre me llama al orden porque me gusta ladrar y asustar a los niños y perritos que pasan por la calle. Cierto es que me distraigo pero es que, en invierno, hay poca gente en la playa y no pasa casi nadie bajo nuestro balcón, al contrario que en verano, que pasan tantos que ya ni siquiera me paro a decirles ni guau.

Bolita y su mami
Me encanta pasear por la playa con mi mami. Cuando me canso de caminar me lleva en sus brazos y eso es guay

Será por eso, porque no hay mucha gente que hoy estoy contenta. Bueno, no porque haya poca gente sino porque hoy viene mi prima Chiqui  a pasar unos días con nosotras y así tendré alguien a quien asustar (esto lo pienso mientras hago caligrafía, pero no lo digo porque mi mami me reñiría)

Mis hermanos no están y los echo de menos. Aunque me hacen rabiar (me dan pelotazos, se ríen de mí si chillo o me asusto, me amenazan con pintarme el pelo de colores y cosas así) no me gusta que se vayan todos al mismo tiempo porque me aburro un poco.

La verdad es que, además de darme tormento (cuestión que ni remotamente reconocerían) también me hacen reír, juegan conmigo y me dejan que les bese sin parar y les de lametazos en la nariz.

A veces, mi hermano mayor trae a casa a una amiga muy simpática; se llama Pepa y me encanta que nos visite porque le gusta tumbarse en el sofá conmigo y me deja que le revuelva la cabeza con mis patitas. De hecho, cuando se levanta para irse, mi hermano se monda de risa porque dice que le hago unos cardados años 60 perfectos. No sé muy bien lo que quiere decir eso pero debe ser porque le dejo los pelos muy alborotados.

Bolita y Chiqui
Mi prima Chiqui parece una sultana. No es muy divertida porque es muy moñas pero, a veces me gusta jugar con ella y hacerla rabiar un poco

Pensando estas cosas y otras se me ha pasado el día volando. Ha venido mi prima Chiqui que, tan enmadrada y pastelona como siempre, sólo quiere que le digan que está guapa y que la manoseen. Pero le puede la envidia y, no tengo más que jugar un poco con la pelota delante de ella para que se ponga a gimotear porque la quiere tener ella.

Me he reído tanto haciéndola rabiar que me dolía la barriga y mi mamá me ha tenido que llamar al orden y me ha pedido que le dejase mi pelota y mis juguetes. Se los he dejado porque quiero mucho a mi mami y porque estoy cansada de moverme y reír a carcajadas.

Tengo tanto sueño que se me cae el lápiz…

Me quedé dormida mientras escribía y mi mamá me ha hecho estas fotos. Duermo felíz como una perdíz!
Mi prima Chiqui dice que ronco. Qué mala es la envidia!!

Ladribesos. BOLITA

Por cierto…hoy se celebra el día de la mujer trabajadora. Quería escribir sobre eso pero estaba agotada de tanto jugar y reír y me ha vencido el sueño. Lo dejo pendiente

Aúpa las mujeres!! Aúpa los seres humanos y los animalitos!!!

Autor: Bolita

Hembra, feminista, solidaria, conciliadora, progresista y algo celosa. Opinadora de todo, incluso de mí

Un comentario en “Hoy estoy contenta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *